Skip to content

Una guía útil para leer las etiquetas de los alimentos

21 Mayo, 2021
Etiqueta de los alimentos

Nuestros socios de Be Fit Food nos han proporcionado una idea de lo que debemos buscar al leer las etiquetas de los alimentos, no solo para determinar qué es saludable y qué no, sino también para comprender lo que estamos poniendo en nuestro cuerpo:

Cuando se trata de comprar alimentos, puede ser abrumador tratar de comparar productos y elegir la opción más saludable. Para ayudarlo a tomar decisiones informadas sobre sus compras de alimentos, hemos elaborado esta pequeña guía útil para ayudarlo a comprender y aprovechar al máximo las etiquetas de los alimentos.

Cuando se trata de leer las etiquetas de los alimentos, hay tres aspectos a considerar:
1) El panel de información nutricional (o NIP)
2) La lista de ingredientes
3) declaraciones de propiedades saludables del producto.

Exploremos cada uno de estos aspectos con un poco más de detalle …

Panel de información nutricional

El Panel de información nutricional, o NIP, es una tabla que describe los valores numéricos de macronutrientes y micronutrientes en el producto alimenticio. El NIP siempre enumera el contenido de energía, carbohidratos (totales y azúcares), proteínas, grasas (totales y saturadas) y sodio. También puede enumerar algunos otros nutrientes, como la fibra, sin embargo, eso depende de la compañía de alimentos independiente, ya que no es un requisito legal enumerar todos los nutrientes.

Siempre hay dos columnas para cada uno de estos nutrientes. Una enumera la cantidad en ‘gramos por porción’ del producto, y la otra columna enumera los nutrientes en ‘gramos por 100 gramos’ del producto. Cuando desee comparar dos productos juntos, recuerde que lo más probable es que el tamaño de la porción sea diferente. Use la cantidad por columna de 100 g para poder comparar dos productos uno al lado del otro para decidir cuál comprar.

Etiqueta de los alimentos

Para que le resulte un poco más fácil, hemos creado una guía rápida:

Grasa total:
Elija alimentos que contengan menos de 10 g de grasa por 100 g. Con los productos lácteos, apunte a menos de 15 g por 100 g.

Grasa saturada: Trate de consumir alimentos con menos de 3 g por 100 g.

Azúcar: Elija alimentos con menos de 15 g por 100 g. Si busca un cereal de desayuno que contenga frutos secos, puede aspirar a 20 g por 100 g (tenga en cuenta que muchos productos contienen azúcares naturales, como los que se encuentran en los lácteos y las frutas).

Fibra: Trate de consumir más de 3 g de fibra por 100 g

Sodio: Apunte a productos con menos de 400 mg por 100 g, sin embargo, menos de 120 mg por 100 g es lo mejor.

Guía de lectura rápida de etiquetas:

Comparar alimentos envasados ​​por 100 g / ml EXCELENTE BIEN
Grasa total Comida Menos de 3g 3- 10g
Bebidas Menos de 1,5 g 1,5-5 g
Grasa saturada Comida Menos de 1,5 g 1,5-3g
Bebidas Menos de 0,75 g 0,75-1,5 g
Azúcar Comida Menos de 5g 5- 15g
Bebidas Menos de 2,5 g 2,5- 7,5 g
Sal de sodio) Comida Menos de 120 mg 120- 400 mg
Bebidas Menos de 120 mg 120- 400 mg

* También elige alimentos alto en fibra (3 go más por porción) para obtener beneficios adicionales

Lista de ingredientes

La lista de ingredientes siempre se enumera en función de su peso. Esto significa que los ingredientes del producto se enumeran proporcionalmente, de modo que los ingredientes principales se enumeran primero. Cuando intente elegir un producto, siempre observe los primeros tres ingredientes enumerados. Si uno de los tres ingredientes principales es azúcar o sal, esto podría ser una indicación de que este producto está refinado y podría no ser su mejor opción nutricional. Desafortunadamente, las listas de ingredientes comúnmente usan nombres alternativos para ingredientes como el azúcar y la sal.

Otros nombres para el azúcar pueden incluir: glucosa, fructosa, sacarosa, azúcar en bruto, azúcar moreno, azúcar de caña, dextrosa, jarabe dorado, maltodextrina, extracto de malta, jarabe de malta de arroz, miel o concentrado de jugo de frutas.

La sal se puede enumerar como: sal de roca, sal marina, sal vegetal, cloruro de sodio, cubos de caldo o glutamato monosódico (MSG) o 621).

Por ejemplo, eche un vistazo a la lista de ingredientes a continuación. El segundo ingrediente es el azúcar, y si observa un poco más, el cuarto ingrediente es el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y el quinto es la sal.

Declaraciones de salud y nutrición

Lite: esto podría referirse al color, textura o sabor del producto, en lugar de la calidad nutricional del producto.

Grasa reducida: se trata simplemente de comparar un producto con un producto similar elaborado por el mismo fabricante, donde el producto ‘reducido en grasa’ contiene un 25% menos de grasa que el original. Esto puede significar que todavía está alto.

Las afirmaciones específicas sobre nutrientes particulares deben cumplir con ciertos criterios y pueden incluir afirmaciones como “buena fuente de calcio”, “bajo en sodio” o “buena fuente de fibra”. Por ejemplo, para que un producto afirme que es “rico en fibra”, debe contener más de 3 g de fibra por 100 g. Para afirmar que un producto es “bajo en sodio”, debe contener menos de 120 mg por 100 g.

Esperamos que esto le ayude a tomar decisiones más informadas mientras navega por los pasillos del supermercado.

Este artículo fue publicado originalmente por Be Fit Food. Se puede ver usando este enlace.

Entradas relacionadas: